INICIOTESTIMONIOS

Habla una mujer adoptada

Serie Adoptar en Venezuela Nro. 7
Soy yo, Silvia la viva imagen de una realidad para ellos casi ficticia. Desde muy pequeña supe del origen de nuestra familia. Soy adoptada y me siento orgullosa de serlo.

Siempre me he considerado una persona afortunada y especial. Creo que soy afortunada porque muy pocas personas tienen el hogar que yo tengo y el apoyo de unos padres que más que ser padres, son compañeros inseparables. Soy especial, porque el “embarazo” de mi madre fue el más largo que he conocido (esperaron durante diez años) Mi hermano y yo somos supremamente consentidos y no solo por mis papás sino por todos los que nos conocen. Adoro mi familia, como nadie más y somos increíblemente unidos.

Por todo lo anterior escribí este testimonio y quisiera pedir apoyo para la adopción porque de ella viene mi felicidad, mi pasado, presente y futuro.

Silvia Dever