INICIOTESTIMONIOS

Los deseos de nuestras vidas forman una cadena, cuyos eslabones son las esperanzas.

Correspondencia de ANDRES CARRERO San Fernando de Apure, 02 de julio del 2015
Testimonio recibido en PROADOPCION, donde un arquitecto adoptado en nuestros llanos apureños, testimonia su feliz realidad.

San Fernando de Apure, 02 de julio del 2015 

Señores:

PROADOPCION

Caracas.-

 

 

 Reciban un fraternal saludo, en nombre de mi esposa Ana y el mío propio, y a su vez felicitarles por tan hermosa labor que realizan, además expresarles nuestro agradecimiento por sus aporte y asesoramiento que nos proporcionaron. Estamos seguros que será de gran utilidad ya que con sus orientaciones podamos al fin enmarcar el rumbo que para nosotros como pareja, hemos querido que este sueño al fin se haga realidad después de tanto tiempo.  Como ya hemos expresado para nosotros ha sido cuesta arriba buscar el camino correcto en dirección a las posibilidades a la adopción refiere. Para los que estén familiarizados con la adopción, seguro que no es nada nuevo, pero personalmente me reconforta muchísimo ver como otras personas expresan los sentimientos de la misma forma como yo los siento.

Puedo decir que para mi esposa ha sido momento de tristeza, lágrimas y desolación los intentos infructuosos que ambos hemos tenido en el trascurso del tiempo, sobre todo cuando se invierte las decisiones quienes al un principio quieren dar en adopción y cambian de opinión a último momento seguido por un gran vacío entre mi esposa y yo, que solo queda abrazarnos, llorar pero seguir intentándolo.  Quizás la metodología, la manera y nuestra confianza con quienes en un principio han querido dar en adopción sus hijos y con el transcurso del tiempo las decisiones cambian a último momento hemos pensado justamente en buscar ayuda. Pero a pesar de nuestras desolaciones y tristezas, podemos decir que nos sentimos complacidos que últimamente cambie de opinión los padres biológicos a razón que sentimos que creamos un vinculo entre los padres biológicos y sus hijos. Al menos nos alegra que ayudáramos a fortalecer un lazo de afecto pero sobre todo de amor entre ellos.

Tanto mi esposa, como yo, no solo pensamos en adoptar por adoptar para satisfacer nuestro deseo, como dije en la primera comunicación telefónica con PROADOPCION son muchas las razones que involucran el deseo de adopción. Para expresar algunas de estas razones me complace en dar a conocer mi propio testimonio como hijo adoptivo que soy, situación que para mí ha sido la mayor bendición que Dios me ha dado.

 Esta carta está contextualizada en los años 60, pues era mi madre joven de escasos 15 años y mi padre 55. El un trabajador honesto del cual gozaba de su entera confianza del dueño. Durante varios años trabajaron juntos hasta que deciden unir sus vidas, situación que para ese entonces vivía de manera muy precaria y al extremo. Al año nació mi hermano y ambos adquirimos una enfermedad llamada anquilostomiasis severa, infección intestinal, sin poder mis padres biológicos llevarnos al médico por no contar con suficientes recursos. Trascurre el tiempo y la enfermedad se agrava, es cuando el dueño de la finca; mi padre adoptivo me tomó un cariño único, era reciproco, iba aumentando las muestras de amor hacia mí, cada vez que llegaba a su finca. Solo tenía una hija de 18 años, con el tiempo hablo con su esposa para convérsele de la situación tan frágil que vivía este niño que siempre le estiraba los brazos y vivía todo el tiempo muy enfermo. Luego de una semanas hablan con mi padre y le dan la propuesta de adopción y luego con mi madre donde llegan a un acuerdo de darme en adopción, solo pidió que no me cambiara el nombre de Andrés, por ser una situación complicada solo me llevaron a mi pero mi hermano se quedó. Me trasladan a Caracas para ser tratado por médicos especialistas, pero mi hermano no tuvo la misma suerte, falleció a los meses. He aquí un punto muy importante ya que mi hermano a pesar de no recordarlo por ser un bebe, me ha sido motivo de inspiración en la adopción ya adulto. Es como una deuda pendiente con mi hermano no descansaré hasta lograr y cumplir ese sueño desde el cielo sabe que hago el esfuerzo. El día que lo haga estaré tranquilo con mi promesa, Años más tarde de adulto visite a mi madre biológica me manifestó que la perdonara por no haber dejado llevar a mi hermano conmigo, le respondí, lo más importante fue haber tomado esa decisión y le estaba agradecido por haberme dado en adopción. Le respondí mírame estoy vivo mami, estoy feliz, estudié y me formé en los mejores colegios, viaje por países, todo gracias a tu decisión, y con lagrimas en los ojos dijo, por eso lo hice, jamás hubiera podido darte todo lo que tuviste. Al final le respondí ahora me toca a mi tomar decisiones porque sembraste en mi lo que significa ser adoptado, dar en adopción, adoptar y es maravilloso.

Solo puedo decir que siento un sincero agradecimiento y ternura hacia mis padres adoptivos, no hay forma de gratificar tanto amor, deseo, sacrificio, bendiciones e incondicionalidad, por no guardar esto como secreto y abrir sus corazones para contestar cada pregunta sobre mi origen, fueron extraordinariamente los mejores padres del mundo, amándome y protegiéndome, no solo por haberme dado la oportunidad de estudiar al extranjero o por que en algún momento  me faltara algo, lo contrario, por haberme dado tanto amor como a su propio hijo.

Jamás olvidare las palabras de mi padre adoptivo en su lecho de muerte cuando me dijo en sus últimas palabras que había hecho todo lo posible por mí y le contesté, papi estoy agradecido porque hiciste mucho por mi siendo sus última palabra recuerda portarte bien como siempre lo has hecho y debes seguir adelante con tus dos madres…a los segundos falleció.

Quizás mi padre adoptivo nunca lo dijo, pero estoy seguro quería decirme que fuese como él, pero jamás podré olvidar sus gestos de preocupación y desespero de querer decirme tantas cosas al final…pero no era necesario escucharlas de mi parte, fue más las acciones que las palabras conmigo y eso para mí siempre fue suficiente.

Con los años seguí mi camino como todo adulto, algunas situaciones fáciles como difíciles, pero jamás olvidando mi condición de adoptado que ante la sociedad fue totalmente desapercibido.  Es por esta alguna de las razones en el fondo que solo yo entendía de porque trabajar de manera voluntaria y pasar inadvertido en un sin número de proyectos sociales. Son muchas la historia de mi adopción, yo lo llamaría el disfrute de la adopción y ser adoptado.

En la actualidad soy Arquitecto de profesión, y puede decir que unas de las razones del porque estudie esta carrera es porque involucra todos los aspectos de la sociedad y se convierte no solo en una profesión...se convierte en una pasión social. Donde el sentido de cada persona deleita en la premura que somos una sociedad que vincula todos los abstractos sociales pero que al final es convivir de una manera u otra entre seres humanos.

Gozo de una esposa bellísima (Dina) nos damos fortaleza del uno al otro en las caídas y seguir luchando por nuestro sueño. Qué más puedo pedirle a mi esposa que atreves del tiempo se ha convertido en el mejor anonimato al ayudar a niños con leucemia, adultos con enfermedades… y pare de contar. Para mi es mi pilar fundamental de vida.

Que adoptemos algún día, llegará, ese momento de tantos años esperado de ambas partes, que nuestro sueño sigue ahí, amo mi vida, amo a mi familia, estoy orgulloso de ser adoptivo.

Concluyo diciendo;

Los deseos de nuestras vidas forman una cadena, cuyos eslabones son las esperanzas. – Séneca.

Gracias   PROADOPCION

Atentamente; ANDRES CARRERO